¿Conocen la estructura del embudo de ventas?

Tiger MEdia

 

Hay un concepto que es cada vez más conocido en el mundo del marketing online por los beneficios que ofrece: el embudo de ventas digital. Conocido como embudo de conversión, se trata de un proceso que permite definir la ruta que deben transitar los buyer persona de las empresas desde el momento que visitan su sitio web por primera vez hasta concretar una venta y volverse un cliente con la posibilidad de establecer vínculos de fidelidad.

En definitiva, es uno de los principales aliados de las empresas para impulsar su estrategia de marketing online, aunque hay algunos estudios que revelan su desuso. Según una investigación publicada en MarketingSherpa, casi un 70% de los negocios B2B (Business to Business) aún no identifica el embudo de conversión digital y cerca del 80% de los marketeros aún no establecen una calificación para sus contactos.

Se trata de algo difícil de creer y asimilar, pero es la realidad, debido a que el primer error consiste en iniciar una campaña para promocionar algún producto o servicio, sin tener claridad del principal objetivo y el proceso de ventas que deben experimentar los usuarios.

Carecer de embudos de ventas en sus estrategias de marketing digital es igual a cruzar a ciegas una avenida para llegar a su vehículo en la otra orilla. El resultado de esto será crítico y muy negativo para las empresas y presentarán pocas ganancias y muchas pérdidas, lo que no es nada rentable.

 ¿Cómo se construye un embudo de conversión digital?

El término «embudo de ventas digital» puede parecer confuso para muchos dueños de negocios, incluso su implementación parece, a primera vista, innecesaria en la estrategia de marketing online, aunque es uno de los procesos más relevantes para conseguir un ROI rápido y conseguir nuevos clientes mediante un método probado y exitoso para vender.

Si bien es uno de los aspectos más importantes para aumentar el número de conversiones, no es muy fácil de esquematizar. A continuación, mencionaremos de forma sencilla cómo se crea este proceso eficaz para su marca:

  • Análisis del comportamiento de la audiencia. Implica definir el Buyer Persona o público objetivo, que será atraído a la parte superior del embudo.
  • Captación de la atención. Implica métodos de atracción mediante recursos, como publicaciones originales en redes sociales, contenidos, entre otros.
  • Orientación de la audiencia. Al captar la atención de la audiencia, se les debe dirigir e involucrarla, por ejemplo, mediante llamadas de acción.
  • Mantenimiento de las relaciones. Al capturarse los clientes potenciales, pueden convertirse en clientes activos y la relación puede mantenerse para que se establezcan lazos de fidelidad o promoción «de boca en boca».

¿Cuál es la estructura del embudo de ventas digital?

En las viñetas anteriores, mencionamos una de las partes de la estructura del embudo de ventas digital: la parte superior o TOFU. La estructura de este proceso se divide en tres, que detallaremos a continuación:

Etapa TOFU (Top of the Funnel o Principio del Embudo)

Consiste en la fase de tráfico o atracción. Esta etapa se encuentra en la sección más ancha del embudo. Desde arriba hacia abajo, TOFU corresponde al inicio. En esta parte de la estructura, inicia el ciclo del cliente y es en ella donde las empresas deben realizar su mejor esfuerzo para atraer la mayor cantidad posible de usuarios.

Al principio, habrá pocas personas interesadas en efectuar la compra final de sus productos o servicios, lo que es normal, ya que no saben mucho de su empresa, lo que no ocurre con marcas reconocidas a nivel global. Después de esta etapa, viene la parte más complicada: hacer que los usuarios se deslicen a través del embudo hasta las siguientes etapas.

Etapa MOFU (Middle of the Funnel o A mitad del Embudo)

En esta etapa entran los llamados leads, es decir, los usuarios que se muestran interesados en los productos o servicios que ofrecen. Aquí se torna más estrecho el embudo y reclama un aumento de los esfuerzos de las empresas que quieren concretar una venta. Asimismo, se define qué usuarios se volverán clientes y cuáles no. Es importante recordar que la estrategia de marketing digital debe enfocarse en su Buyer Persona de manera objetiva para que baje al siguiente nivel de la estructura.

Etapa BOFU (Bottom of the Funnel o Final del Embudo)

Esta etapa es la última del embudo de conversión, por lo que en ella se alcanzan las ventas y la conversión de nuevos clientes. A medida que aumente el tráfico a su sitio web, mayores serán las posibilidades de incrementar las ventas y conseguir una estrategia efectiva de marketing digital.

Si desean una metodología de trabajo que permita comprender a sus clientes, mercado y canales de venta para desarrollar la mejor estrategia de embudo de ventas de marketing, contacten a los expertos de Tiger Media a través de la línea (55) 3875 4948 o envíen un correo electrónico a la dirección: contacto@tigermedia.com.mx.

whatsapp