Las 6 fases del embudo de ventas que debe recorrer su buyer persona

Tiger MEdia

En el mundo del marketing digital, el funnel de ventas digital es uno de los conceptos clave en cualquier estrategia de inbound marketing. Si se configura adecuadamente con ayuda profesional, permite automatizar los procesos de marketing, por ejemplo, la atracción de nuevos clientes y fidelización de los compradores actuales, entre otros, lo que genera mayores ingresos para las empresas y reduce la carga laboral.

Hay muchos casos de empresas que hace pocos años eran poco conocidas o inexistentes para la competencia y que se han vuelto grandes en el mundo del marketing mediante una gran saturación de clientes, lo que fue posible con el establecimiento y gestión del funnel de ventas. Otro caso es el de los profesionales especializados, cuya carrera ha sido construida básicamente con la implementación del embudo.

El funnel de ventas digital está dividido en tres niveles en sentido descendente: TOFU, MOFU y BOFU. Estos integran varias fases, que el buyer persona debe recorrer para lograr la fidelización.

Fase de atracción

En esta primera fase que corresponde al tope del embudo (TOFU), el buyer persona se muestra interesado por un asunto específico, aunque aún no tiene claridad acerca de sus necesidades o problemas. La fase de atracción busca acercar a los usuarios para que ocurra la primera conversión: en prospectos. La forma de lograrlo es por distintos métodos, por ejemplo, suscripciones a notas informativas, marketing de contenidos, libros electrónicos, entre otros.

Sin importar el tipo de empresa, los embudos de venta tienen la misma finalidad: solucionar las dudas y los problemas de los clientes. Cuando se conocen sus necesidades y preocupaciones, es más sencillo generar contenidos para llamar su atención y acercarlos y, posteriormente, brindarles un producto o servicio que se adecúe a sus necesidades. Para llegar a esa fase, será necesario trabajarlo, lo que requiere una previa atracción.

Fase de análisis

En esta segunda fase, el buyer persona comenzará a evaluar las opciones disponibles. Aquí ya ha conseguido aclarar sus problemas y necesidades y comienza a buscar varias opciones para aplicar una solución. Quizá es una de las fases más complicadas, ya que deben prestar mucha atención para no perder el hilo y hacer que se vaya con la competencia directa.

Fase de consideración

Cuando el usuario conoce ya las distintas opciones disponibles, comienza a analizar cada una para determinar cuál es la más adecuada a sus necesidades o intereses. Generalmente, cualquier buyer persona suele disminuir sus opciones hasta quedar entre tres y cinco. Por tal motivo, quienes establecen el embudo deben encontrar formas para ser más visible en su nicho de mercado, ya sea mediante publicidad pagada o posicionamiento orgánico.

Fase de evaluación

En esta fase del funnel de ventas digital los usuarios solicitan varias propuestas a las opciones que consideraron previamente. Es aquí donde las empresas deben hacer lo necesario para ser notorios y marcar la diferencia, ya que el buyer persona casi siempre se inclina por la opción que le resulta más conveniente. La manera de lograr ser los elegidos para ella es brindando valor añadido que se adecue a sus necesidades, tal como se realiza en el lead nurturing.

Fase de compra o contratación

Esta fase corresponde al nivel bajo del embudo de ventas, es decir, BOFU. Aquí se realiza la compra o contratación de bienes y servicios y es donde el buyer persona ya tomó una decisión y desea terminar el proceso de compra. En la fase de compra o contratación la funcionalidad debe ser la prioridad.

Las empresas elegidas deben evitar errores como molestar a los clientes con muchas ofertas o intentar buscar dobles ventas. Eso puede considerarse posteriormente. En lo que deben concentrarse únicamente es en cerrar la primera venta y hacer que sea lo más cómoda y sencilla posible.

Fase de fidelización

Cuando el buyer persona realice su primera compra, inmediatamente se convierte en un cliente actual. La finalidad en el nivel bajo del embudo es establecer un medio comunicativo para vincular la empresa con el nuevo cliente y acercarlo gradualmente hasta fidelizarlos para que acuda con la empresa de manera periódica y constante. Lo que se busca es lograr que la relación sea duradera y estable con todos los clientes que han recorrido todas las fases del embudo de ventas.

Si acuden con profesionales para que cada cliente potencial pase por las fases del funnel de ventas y para fidelizar a los clientes actuales, percibirán varias ventajas, como:

Potenciar la productividad del negocio.

  • Obtener conocimientos más profundos acerca de los clientes.
  • Mejorar las relaciones entre los departamentos de marketing y ventas.
  • Promover nuevas oportunidades de negocio.

Es importante acercarse a una agencia con amplia experiencia y una larga lista de casos exitosos. En TIGER MEDIA la encontrarán. Pidan más información o una cotización sobre nuestro servicio de embudo de ventas marketing al (55) 3875 4948, completen el formulario disponible en nuestro sitio o envíen un correo a la dirección: contacto@tigermedia.com.mx.

whatsapp